martes, 17 de mayo de 2016

Fuera caretas

El ultimo mes no ha sido fácil, he pasado por la cirugía que ha salido muy bien y de la que he tenido una recuperacion muy buena. Pero curiosamente  volver a entrar a quirofano al hospital... ha desestabilizado mi eje. al menos el que creía  tener.
Mi vida es una constante reflexión, y los que me conocéis sabéis que me cuestiono absolutamente todo. Me acojo a teorías y las deshecho constantemente. Estoy o mas bien soy, inquieta, me encanta aprender, leer y saber de todo.

Hasta la fecha siempre he creído que gestionaba de manera eficiente mis emociones, es curioso. Como desde fuera las cosas se ven claras y tu misma no ves nada.
¿Emociones? si yo controlo.
Y de repente un día te levantas y te das cuenta de que no tienes ni idea, por decirlo así en fino.. porque la realidad es que lo mas acertado sería ni p... idea.
Durante estos años, o mas bien durante toda mi vida. Me he escondido detrás de diferentes caretas.
Siempre me he repetido una y otra vez que me daba igual lo que la gente pensara de mi, que yo soy como soy le pese a quien le pese.
Pero  no, yo soy como soy en muchas ocasiones para tener la aceptación de los demás, y ganarme el cariño. Porque pienso que La Guru, triste o enfadada no mola.
Y porque he creado un rol, y cuando creas uno es difícil salir de ahí.
Hacemos lo que vemos, y yo toda mi vida he visto sonreír a mi madre a la adversidad, y yo como no, he seguido sus pasos.

Hoy vengo a quitarme la mascara, y os puedo asegurar que este es uno de los post mas difíciles que he escrito hasta la fecha.

El otro día me enfadé conmigo misma por la frivolidad con la que muchas veces he pasado por cosas graves. Por no conectar con la rabia ,la tristeza en momentos en los que tenia que haber conectado. Me enfade porque muchos días paso de puntillas por el dolor de la muerte de mi madre, porque sentirlo me rompe el alma.
Me enfadé por seguir sonriendo cuando tuve cáncer, y por no aceptar que estaba enfadada y quemada.
He pasado cosas muy duras, y siempre he tratado de conectar con el lado bueno de las cosas, y he de decir que en parte creo que es eso también lo que me ha salvado.
Pero en mi mala gestión emocional, no he vivido las denominadas emociones negativas. No me conecte al dolor, ni a la tristeza, ni a la rabia... y ahí esta mi error.

La emoción hay que sentirla, escucharla y dejarla ir. Pero que difícil es esto a veces.
Yo la escuchaba y la acallaba con pensamientos positivos, porque si algo nos condiciona a las personas que creemos en la somatizacion de las emociones y mas después un cáncer es la creencia que sentir cosas malas nos va a enfermar otra vez, cuando en realidad es todo lo contrario. Hay que sentirlas y no bloquearlas, asumir;
- SI  estoy enfadada, muy enfadada, porque no es justo que mi ama se haya muerto, era una persona maravillosa, y tengo ganas de gritas y de dar de ostias a un cojín.
-SI estoy enfadada, por mi cuerpo nuevo, porque yo quería el de antes. mis tetas caídas de antes y no estas de silicona sin sensibilidad.
-SI estoy enfada y mucho porque mi hijo tenga que pasar por todo esto y tenga esa madure que no le toca para su edad.
-SI estoy enfadada porque mi cuñada se muriera con 37 años, porque la adoraba y la echo de menos.
-SI  estoy enfada por ser tan exigente conmigo misma.

Sacas toda esa rabia fuera, dejarla ahí, y de repente te das cuenta de que tu estado cambia. de que ya no tienes ese nudo en la garganta que te bloquea.. que mágicamente a desaparecido.

Emoción vivida y transmutada.
Ayer hice una meditación guiada y la pregunta era . Quien eres? Y me di cuenta de que soy tantas cosas...
ya me he cansado de ser Guru la fuerte, 
Soy Guru, la que llora a todas horas porque hecha de menos a su madre, la que se enfada por tonterías por no haberse enfadado en su momento por las cosas que tenia que haberlo hecho.
La Guru, que tiene miedo, a volver a enfermar, o a que a alguien mas de mi familia le pase algo.
Soy la que necesita abrazos y muestras de cariño,
La que a veces llora en la ducha hasta quedarse sin lagrimas para poder limpiar y seguir adelante.
Soy la que tiene una mala leche del copón cuando alguien le dice algo que no le gusta oír.
La que da vueltas en bucles durante horas y no sabe como salir.
Soy la que le atrapa la pereza en el sofá, y necesita pasar una mañana entera descansando porque físicamente ya no tiene la misma fuerza que antes.




Soy todas esas y  también, así sigo siendo 3.0.
Ese fue mi mayor error, pensar que así dejaba de serlo.
Hoy me siento pequeñita, revuelta, y cansada.
y quizá mañana también ¿y qué?

Adiós caretas adiós, necesito empezar a ser yo.