martes, 9 de septiembre de 2014

VIAJE... A MI INTERIOR

Retomar el blog después de meses sin escribir, es raro. Lo primero agradecer los mensajes que me siguen llegando animándome a volver a escribir o diciéndome que me echáis de menos. La verdad que es super gratificante.

Voy a intentar contaros como ha sido mi verano.
La verdad que no hemos parado, Martxel, Larri y yo, hemos disfrutado de nuestras vacaciones, de estar los 3 juntos, de estar separados, de la distancia y de los reencuentros.

El mayor de mis viajes estos meses ha sido a un sitio al que creo q todos deberíamos viajar de vez en cuando, a nuestro interior.
Me he sumergido en los pozos mas hondos y oscuros, y he removido.
Han salido todo tipo de emociones, rabia, angustia, tristeza, felicidad, ira...Y la verdad que es difícil muchas veces aceptar y asumir todas esas sensaciones, y dejarlas ir.. sobre todo eso, dejarlas ir no aferrarnos a ellas y estancarnos en un punto de pasado o del futuro.

Ese vivir el momento con consciencia, como hacemos en yoga.

Comprender de donde vienen mis emociones y no amontonarlas en un rincón hasta que desbordan por algún lado.
No hay emociones malas, todos deberíamos de parar nuestro ritmo frenético unos minutos y preguntarle a nuestro cuerpo como se siente.

Porque por desgracia en nuestra sociedad nos limitamos a camuflar.
 Camuflamos los dolores, con ibuprofenos, las fiebres con paracetamoles y los dolores de estomago con almax, y jamas nos paramos a pensar de donde proviene ese dolor de cabeza ni intentamos arrancarlo de raíz en vez de paliarlo.

Os puedo decir que este verano me he conocido a mi misma, he descubierto mis miedos mas profundos y he sonreído de nuevo al darme cuenta de lo afortunada que soy a todos los niveles.
El día que consigamos de manera automática no pensar ni un minuto en lo q no tenemos y disfrutar plenamente de lo q si tenemos será la leche.
Mientras tanto, sigo ejercitando mi mente y mi cuerpo, y procuro redirigir los pensamientos negativos hacia un lado mucho mas positivo,
Y es que lo creáis o no, todo está en nuestra cabeza y ahora os voy a poner un ejemplo que me puso una vez mi querida Maria,
Estamos las dos en casa leyendo y oímos un ruido,
Yo lo escucho y pienso, vaya viento que hace.
Tú lo escuchas y dices, ay,, será un ladrón??

Un mismo echo dos pensamientos totalmente diferentes y por lo tanto dos emociones totalmente distintas.

Os animo, a que cuando tengáis un día de estos" nubes negras" que yo llamo, os deis una ducha y visualicéis como se va la mala energía por el desagüe y focaliceis toda vuestra energía en las cosas positivas que tenéis alrededor.
El otro día charlando con Emi, uno de estos angelitos que me ha traído el cáncer, me decía que ella procuraba al final del día hacer algo que la gustara, un café, un paseo, una charla agradable, algo que disipe "el mierda dia" que hayamos podido tener y te deje un re gustillo rico como el del café.

Y para acabar deciros, que mi ama acaba la semana que viene la quimio.
Así que seguiremos disfrutando de la VIDA.
Y seguiremos aprendiendo de ella.





3 comentarios:

  1. Me encantas Guru! Hay que VIVIR hoy y mañana ya veremos. Como siempre digo lo bueno de los días malos es que se acaban! Y al día siguiente tienes una nueva oportunidad para ser feliz! Me encanta leerte. Besazos

    ResponderEliminar
  2. Me encanta leerte ...me das paz..gracias Guru tze! Y tu mami esta ya más cerca de terminar....me alegro muchísimo!!!

    ResponderEliminar